huelga

Por qué estoy a favor de la huelga

Quería haber escrito ayer sobre este tema pero al final lo hago hoy.

Mucho se está hablando sobre el tema de la un post del amigo Aloisius me ha dado las claves para expresar lo que pienso. Os recomiendo que lo leais primero.

A su post me gustaría aportar un par de apreciaciones:

Por lo tanto, nos quejamos no por estar jodidos, sino por cosas que se deben arreglar por otras vías (i.e. votando).

El gobierno actual está legitimamente en el poder por las urnas y en campaña dijo que ni iba a subir los impuestos ni iba a abaratar el despido. Al mes de estar ahí ha hecho justo lo contrario en ambas materias. Yo a esto lo llamo estafa, sobre todo hacia sus votantes que deberían ser los principales indignados. ¿Ahora que hacemos? El caso es que hasta dentro de cuatro años no podemos volver a votar.

Avanzamos hasta hoy, con nuestro estupendo derecho de huelga (que tenemos desde 1977).

¿Perdon? ¿Estupendo? En el punto 2 del artículo 28 de la Constitución Española de 1978 se dice: Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La Ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad. Lo que muchos no saben es que esa ley que regulará el ejercicio de este derecho directamente no existe. Así tal cual. Por tanto estamos ante el ejercicio de un derecho totalmente deficientemente desrregularizado.

“Hacer huelga es TAN fácil”

Aham. Conozco tres casos de personas que no van a hacer huelga por miedo a las represalias. A una le han ofrecido “hacer huelga pero ir a trabajar el sábado”, las otras dos están pendientes de la renovación de su contrato y no quieren líos. Todo muy fácil como véis. Con más de cinco millones de parados un puesto de trabajo es un tesoro que casi nadie está dispuesto a arriesgar. Por esto, ahora más que nunca plantar cara conlleva un enorme riesgo.

Coincido plenamente en que tal vez la huelga sea un método antiguo y caduco y que deberían existir otras formas de protesta. Pero, desgraciadamente, el propio sistema se blinda para que nuestras formas de protesta sean lo más inocuas posibles. Aquí entra también esa institución tan desfasada en sus formas como es el sindicato. Como bien dice Aloisius no estamos en el siglo XIX y ni se puede usar el lenguaje ni los modos de esa época para solucionar problemas que poco tienen que ver con aquellos tiempos.

Aun así, estoy a favor de la huelga porque, por ahora, es el único sistema de protesta que nos otorga el sistema. Me niego a que mi voz sólo pueda ser alzada una vez cada cuatro años. Así que la huelga es un mal menor ante un mal mayor que es el recorte de derechos de las personas que tienen o aspiran a tener un trabajo.

5 thoughts on “Por qué estoy a favor de la huelga”

  1. Buen post, estoy de acuerdo, incluido con la desvergüenza del gobierno a la hora de pasarse por la torera su campaña electoral sin molestarse siquiera en dar explicaciones. Aún así, no creo que la huelga de hoy sea de recibo porque esta reforma no es un asunto de clases, es de pura economía de supervivencia nacional (aunque sea un parche estúpido).

    La huelga está regulada por un decreto de 1977 que sigue siendo válido.

  2. Gracias por comentar y hacer un poco de diálogo sobre el tema, que siempre es interesante. Es verdad que la huelga es el único derecho que tenemos para protestar, aparte de la manifestación. Yo creo que el hecho de que un gobierno haga lo contrario que ha dicho que va a hacer es más apropiado responderlo con una manifestación que con una huelga.

    Aún así, creo que tampoco aporta gran cosa manifestarse, es hacer ruido y nada más. En cualquier caso lo que se protesta son cuestiones ideológicas. Y en esta democracia las cuestiones ideológicas se supone que solo se resuelven el día de ir a votar. Quizá no estamos ya de acuerdo con este sistema y es eso lo que queremos cambiar. Quizá es solo que no estamos de acuerdo con la ideología del gobierno, y nos jode que hagan cosas con las que no estamos de acuerdo, pero si la mayoría les ha dado su voto, así funciona este juego. Se acata, y se reacciona una vez cada cuatro años. Si nos sabe a poco, quizá debamos meternos a políticos para hacerlo mejor.

  3. Pingback: Bitacoras.com

Comenta...